sábado, 25 de marzo de 2017

La tuberculosis se encuentra erradicada, pero aumenta su complejidad




  • Las condiciones de hacinamiento, el  VIH  y un sistema inmunológico débil son factores para adquirir la bacteria.
  • Los establecimientos de salud conmemoran el día mundial de la Tuberculosis con el llamado de atención a la población a prevenir esta enfermedad.

Fabricio Obando Chang. Periodista de LatinoJoven,com

Los casos de personas con tuberculosis atendidos por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) disminuyeron cerca de un 10% en 2016, en relación con año anterior. Sin embargo, la complejidad de los casos atendidos en los establecimientos de salud aumentó.

Según explicó la doctora Zeidy Mata Azofeifa, encargada del Programa de Vigilancia de la Tuberculosis de la institución, en 2016, se atendieron 372 casos de tuberculosis sensibles al tratamiento, mientras que en 2015, la CCSS brindó respuesta farmacológica a 410 personas por esta enfermedad.

Empero, el año anterior se presentaron tres casos de tuberculosis multiresistente; es decir, aquellos en los que la bacteria que ocasiona la enfermedad no responde al tratamiento usual y requieren medicamentos más costosos, que pueden producir efectos adversos severos y que no siempre aseguran la curación de los enfermos. De los tres que presentaron el año anterior, dos fueron pacientes que anteriormente habían sido tratados por esta enfermedad, el otro fue un paciente que por primera vez presentó esta infección.

Estos datos, según explicó la doctora Mata, advierten que «la tuberculosis en el país es un evento controlado, incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos considera un país de baja prevalencia; sin embargo, no hay que bajar la guardia porque, aunque el comportamiento de la tuberculosis sensible a medicamentos ha venido prácticamente en descenso, o por lo menos manteniéndose, la tuberculosis multiresistente se ha venido presentando, lo que no sucedía antes».

«Estos casos se consideran emergencias», agregó la funcionaria, quien explicó que entre más resistencia muestre la bacteria a los fármacos, las posibilidades de curación de un enfermo son cada vez menores.

Criterio similar expresó la doctora Mayra Ramírez Moya, enfermera encargada del Programa de Tuberculosis del Hospital San Juan de Dios, quien aseguró que –en ese centro médico- en 2016 se reportaron 40 casos, 10 menos que en el 2015; sin embargo, los casos fueron más complejos. «Esto quiere decir que los pacientes consultaron en estado avanzado de la enfermedad», explicó.

La tuberculosis es una infección causada por una bacteria que se dispersa a través del aire cuando una persona portadora de esta enfermedad tose, estornuda o habla. Esta enfermedad ataca los pulmones y puede dañar otras partes del cuerpo, principalmente en personas con un sistema inmunológico debilitado.

La enfermedad se caracteriza por la presencia de tos severa con flemas, que permanece por tres semanas o más y que puede estar acompañada por disminución de peso, toser o escupir sangre o mucosidad, debilidad o fatiga, fiebre y escalofríos, y sudores nocturnos.

Si no se trata adecuadamente, la tuberculosis puede ser mortal.

Como respuesta institucional ante esta enfermedad, «la CCSS cuenta con un equipo de profesionales que están pendientes de la captación de las personas con tuberculosis, se cuenta con diferentes pruebas diagnósticas, y con un tratamiento efectivo, el cual se suministra bajo la supervisión del personal de salud», aseguró la doctora Ramírez Moya del San Juan de Dios.

Establecimientos de salud conmemoran Día Mundial con actividades educativas

Como parte de la conmemoración del Día Mundial de la Tuberculosis, diversos establecimientos de la Caja Costarricense de Seguro Social desarrollaron actividades educativas y de prevención de esta enfermedad.

El Hospital San Juan de Dios y sus áreas de atracción conmemoraron la efeméride con una Feria de la Salud, este viernes, en el parque El Agricultor, ubicado en el centro de Puriscal.

Esta actividad de sensibilización, según explicó la doctora Ramírez Moya, pretendió llamar la atención de la población en una actividad que además se caracterizará por ser amigable con el ambiente al ser «cero papeles».

En el caso de los establecimientos de salud de la región Huetar Atlántica, hoy se efectuaron dos actividades: una en la explanada de la Iglesia Católica del centro de Limón y otro en el parque de Guápiles, ambos bajo el lema «Unidos para poner fin a la tuberculosis» y con el objetivo de realizar un llamado de atención a la población del caribe para mantenerse alertas ante esta enfermedad.

Por su parte, ayer, funcionarios de los establecimientos de salud que conforman la red del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, llevaron a cabo una actividad educativa y preventiva en el Parque Central Quesada Casal de Turrialba.

Según explicó la doctora Heylin Quesada Alvarado, directora del Área de Salud Turrialba-Jiménez, el acto buscó informar a la población sobre las características de esta enfermedad, las formas de prevenirla y las opciones de tratamiento que dispone la CCSS y su correcta administración.

Además, en los diferentes puestos informativos, las áreas de salud de la región Central Sur, se aprovechó para motivar a la población, y de forma especial a los niños de la escuela Jenaro Bonilla Aguilar, a la adopción de estilos de vida saludables.

Aunado a los temas de salud, hubo además actividades culturales a cargo del grupo de adultos mayores de la comunidad de La Suiza, Turrialba, clases de zumba y animación para los niños y niñas.